Archivos Mensuales: octubre 2012

Wilson y Tullio están muy emocionados. Recién terminaron de comer en una parrilla al lado de la ruta y cuando iban por el flan con dulce un viejo echado sobre la mesa como una ballena blanca que fue a morir a la orilla recitó: “Call me Ishmael…

… Hace algunos años -no importa cuántos, exactamente-, con poco o ningún dinero en mi billetera y nada de particular que me interesara en tierra, pensé darme al mar y ver la parte líquida del mundo. Es mi manera de disipar la melancolía y regular la circulación. Cada vez que la boca se me tuerce en una mueca amarga; cada vez que en mi alma se posa un noviembre húmedo y lluvioso; cada vez que me sorprendo deteniéndome, a pesar de mí mismo, frente a las empresas de pompas fúnebres o sumándome al cortejo de un entierro cualquiera y sobre todo, cada vez que me siento a tal punto dominado por la hipocondría que debo acudir a un robusto principio moral para no salir deliberadamente a la calle y derribar metódicamente los sombreros de la gente, entonces comprendo que ha llegado la hora de darme al mar lo antes posible.”

El 20/10 Sri Lanka ao vivo pra voce.

Declaraciones de Julieta Mortati a la prensa

“Fue en el verano. Hacía dos meses que había vuelto de Berlín y cuando llegué a Buenos Aires, básicamente, caí en la cuenta de que mi papá tenía una imprenta y de que estaba rodeada de escritores que me enloquecían de lo buenos. Un día, mientras tomaba sol en la terraza de Tomi tuve una epifanía, fue tipo, paren, chicos, tenemos las máquinas… Me levanté de la reposera y llamé a Maga.”